esenca

Exalumna del BSB, Eva Vilà, Reina del Carnaval de Sitges 2017

¡Cómo disimular nuestro entusiasmo al conocer las noticias que llegaban de Sitges! Eva Vilà, exalumna del BSB, era escogida Reina del Carnaval de Sitges de este año. Un más que merecido reconocimiento a toda una vida de compromiso con una de las festividades más celebradas y famosas de la zona.

Hemos querido conocer mejor cómo vivió esta experiencia tan especial y qué tal le va la vida después de graduarse del colegio. Y esto es lo que nos ha contado:

 

Eva, este año has reinado como Reina del Carnaval de Sitges. En el año 2007 ya fuiste escogida Reina Infantil del Carnaval de Sitges. Parece que tienes un vínculo muy estrecho con el Carnaval y con Sitges. ¿Por qué?

Siempre he sido una gran entusiasta de los disfraces y siempre me he disfrazado desde que tengo memoria. Toda mi familia tiene un vínculo muy fuerte con el Carnaval de Sitges, especialmente mi abuelo, ya que fue él quien hace 30 años implementó la figura de la Reina del Carnaval de Sitges, así que este año he podido disfrutar yo misma de ser la 31 Reina del Carnaval.

 

¿Qué significa el Carnaval para ti? ¿Por qué te entusiasma de esta forma?

El Carnaval forma parte esencial de mi vida. Me permite hacer lo que más me gusta, bailar, y especialmente este año, que fue una semana intensa de bailes desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche. Lo que más disfruto del Carnaval es su habilidad para unir a gente de todo tipo y que durante una semana se puedan olvidar de sus problemas y pasarlo bien.

 

Como Reina del Carnaval de Sitges 2017, ¿en qué actividades tuviste que participar?

Todo empezó el 18 de febrero, con la coronación en medio de un espectáculo de luces y música que tuvo lugar en el Casino Prado Suburense. Luego el domingo hubo otro espectáculo para escoger a la reina infantil, que me acompañó a lo largo de toda la semana.

La locura del Carnaval empieza el jueves (este año fue el jueves, 23) cuando se presenta el Rey del Carnaval. Tomamos posesión del Ayuntamiento y desfilamos por toda la ciudad bailando en carrozas.

El viernes, la fiesta empieza a las 9 de la mañana. ¡Se hacen visitas a colegios locales, guarderías y residencias de ancianos durante todo el día! Fue increíble ver las caras de los niños admirándote y contribuir a difundir alegría entre las personas mayores.

El sábado de “Fardo”, di el pistoletazo de salida a la Carrera de Camas Disfrazadas con mi séquito. Duró todo el día y fue increíble. Esa misma tarde, hubo una fiesta infantil en la Plaça Catalunya que también fue superdivertida.

¡El domingo y el martes son los días más emocionantes! Por la tarde se celebra la Rúa Infantil y por la noche la Rúa de Adultos, que consisten en horas y horas de baile.

El lunes hicimos una ‘Chocolatada’ para todos los niños de la Rúa, con un montón de actividades y por supuesto de bailes.

El último día, Miércoles de Ceniza, mi marido, El Rey del Carnaval, se escapó y no podíamos encontrarlo. Pensando que estaba muerto, lloré muchísimo y así acabó una de las mejores semanas de mi vida.

 

¿Cuál de ellas fue la más especial para ti? ¿Por qué?

No podría escoger un único acto de todos los que se celebran, pero sí que escogería un día sin dudarlo: el viernes. Me emocionó tanto ver a los niños soñando con ser como yo algún día y recordar con los mayores cómo eran los carnavales en el pasado.

 

Como antigua alumna del BSB, participaste en la organización de la carroza del BSB, “Brits”, durante cuatro años seguidos. ¿Cuál fue tu contribución al evento? ¿Lo echas de menos?

Yo era responsable, junto con Mrs Serra, de transmitir la emoción que yo sentía del Carnaval de Sitges a los alumnos de The British School of Barcelona. Era bastante estresante pero realmente echo de menos ensayar con mis 80 chicas y 5 chicos y disfrutar del carnaval con ellos.

 

En junio del 2015 te graduaste del BSB. ¿Qué estás haciendo ahora?

Estoy en el segundo curso de European Studies with French en la Royal Holloway University of London.

 

¿En qué se diferencia tu vida actual de los días en el colegio?

Ahora vivo lejos de casa, aunque algunos de mis amigos del BSB también viven en Londres, lo que lo hace todo más fácil. La cantidad de trabajo que tengo que hacer de forma autónoma es mucho mayor que cuando estaba en el colegio, pero como me gusta tanto lo que estoy estudiando, lo hago encantada.

 

¿Hasta qué punto consideras que las oportunidades que te ofreció el BSB han influenciado el estilo de vida que llevas ahora?

El entorno internacional de The British School of Barcelona ha hecho posible que ahora tenga amigos de todo tipo. Además, la ética en el trabajo, que puse en práctica en los últimos años que estudié en el BSB, me ha permitido ser organizada en mi trabajo y lograr mis objetivos en la universidad.

 

¿Todavía estás vinculada a actividades relacionadas con la música, la danza o artísticas en tu día a día?

Actualmente soy miembro de la Royal Holloway Dance Society. Bailo prácticamente cada día, participo en competiciones como representante de mi Universidad y también en espectáculos cada trimestre. Además, cada año por Carnaval participo en un espectáculo que se llama ‘Carrusel’ y que se celebra en el Casino Prado. Empezamos a practicar en septiembre y en mi caso a través de vídeos y luego hago los ensayos en persona cuando voy a Sitges de vacaciones.

 

¿Cuáles son tus planes de cara al futuro?

Mis planes para un futuro ideal serían volver a Barcelona para hacer un Máster en Diplomacia y llevar a ser embajadora de España. Espero poder volver a retomar la carroza ‘Brits’ para que los alumnos de The British School of Barcelona puedan seguir disfrutando del Carnaval tanto como yo.