El BSB Convierte Year 6 en un Centro para la Innovación

El inicio del curso escolar en The British School of Barcelona ha traído consigo una transformación en el enfoque educativo de los alumnos de Year 6 del campus de Castelldefels. Este cambio básicamente aplica a la manera en que los alumnos aprenden, puesto que se centra principalmente en el desarrollo de las habilidades requeridas en el siglo XXI; unas competencias que les ayudarán a progresar en un mundo de cambios constantes y a gran velocidad.

Las tres aulas de Year 6 han sido rediseñadas en un único espacio para crear un entorno de aprendizaje más flexible y abierto que permita a los alumnos aprender de acuerdo con sus necesidades de aprendizaje. El currículo no varía, y se mantiene el equilibrio de asignaturas dentro del calendario; sin embargo, el nuevo entorno ofrece muchas nuevas oportunidades para que los profesores puedan trabajar de forma colaborativa, adaptar el aprendizaje al estilo de cada alumno, trabajar en grupo, en parejas o de forma individual, evaluar el progreso y detectar inmediatamente aquellas áreas que requieren una atención especial. Esto es fundamental para que cada alumno pueda alcanzar su máximo potencial. También aumenta la creatividad en el sistema de enseñanza, al incorporar REAL Projects (Rigorous, Engaging, Authentic Learning) como herramienta vehicular, complementando así el currículo con las capacidades de pensamiento crítico esenciales en el futuro.

Emma Overton, Directora de Early Years y Primaria del BSB Castelldefels, explica: “Este sistema facilitará el proceso de transición de los alumnos y nos permitirá conocerlos mucho mejor para identificar sus estilos de aprendizaje. Los grupos de trabajo serán fluidos y adaptados a las diferentes clases y actividades. Nuestros alumnos de Year 6 son muy maduros y cada vez son más independientes y selectivos a la hora de tomar sus propias decisiones. Iniciando su adaptación a un currículo basado en habilidades podremos preparar mejor a los alumnos para su posterior transición a Secundaria.”

En vez de tener aulas separadas, el BSB ha creado espacios de aprendizaje con mobiliario fijo y móvil que se adapte a las diferentes asignaturas que se imparten: desde un espacio amplio para una clase de drama hasta un espacio más reducido y tranquilo para una clase de gramática y ortografía. El nuevo Centro para la Innovación incluye diferentes recursos para aprender ciencias y tecnología o desarrollar proyectos de ingeniería y robótica, y se ha incorporado una pantalla gigante con herramientas audiovisuales y de edición por ordenador.

Esta práctica, que es común en muchos colegios de Europa, así como en los mejores colegios de todo el mundo, nos ofrece una gran variedad de oportunidades para enriquecer el currículo y ayudar así a los alumnos a progresar no sólo académicamente sino también en el desarrollo de capacidades.