Estudiantes de BSB Nexus Colaboran con Colegios Locales en el Aprendizaje de Inglés

The British School of Barcelona acaba de presentar la 12a. edición del programa Language Assistance (LA). En colaboración con otros 80 centros educativos participantes en toda Cataluña, el Proyecto “Sharing to Learn” (compartir para aprender) es una iniciativa realmente enriquecedora para los estudiantes de Pre-University que ejercen de forma voluntaria como asistentes de idioma en colegios de nuestra localidad. Una vez a la semana, nuestros alumnos ayudan a otros más jóvenes a reforzar su inglés, especialmente en las áreas de expresión y comprensión orales.

Como parte de la asignatura obligatoria CAS (Community, Active, Service), los estudiantes de BSB Nexus tienen la posibilidad de inscribirse a este programa al principio de cada curso. Es una buena oportunidad de poner en práctica su talento y sus aficiones para ayudar a otros alumnos que están aprendiendo inglés en otros colegios. Esto les permite desarrollar su autoestima, y sus capacidades de liderazgo y de motivación. El objetivo es que al final del curso nuestros estudiantes hayan adquirido una serie de habilidades transferibles a cualquier otra situación en un contexto laboral posterior, independientemente del sector al que se vayan a dedicar.

El programa “Sharing To Learn” ya se ha afianzado en el BSB de tal forma que este año se han inscrito 30 estudiantes. “Creemos que el creciente interés en el programa es el resultado de la excelente experiencia vivida el curso pasado, así como de una profunda y sincera reflexión por parte de los alumnos”, explica Mrs Kovak, Coordinadora de IB y CAS.

Un alumna de Year 13 resumió su experiencia en el programa de la siguiente manera: “Nunca había dado clases antes. Hacerlo así por primera vez fue muy revelador, porque nunca pensé que enseñar pudiera ser tan divertido. Por eso, quise probar este proyecto de CAS porque nunca había enseñado antes y porque nunca había hecho ningún trabajo para la comunidad y creía que podía ser una experiencia enriquecedora para mí. Al principio todo era un desafío, como en cualquier cosa nueva que emprendes. Me preocupaba si sería capaz de ganarme la confianza de los niños, que nos veían como adultos y como extraños que, además, hablaban otro idioma. Pero luego logré superarlo y crear una relación con ellos que me permitiera ayudarles. Creo que una de las cosas que más me ha gustado del programa ha sido el poder observar el progreso de los niños desde el primer día hasta el último. Ha sido algo muy especial. He acabado queriendo ser profesora de lo mucho que lo he disfrutado.”