Los beneficios del Forest School BSB en el Bienestar de los Niños

El mes pasado, nuestras Coordinadoras de Forest School, Ms Emma Satchel en BSB Sitges y Ms Kerry O’Connor en BSB Castelldefels, asistieron a la Conferencia de Forest School en Surrey. Fue la oportunidad perfecta para que los profesores del Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Estados Unidos y Canadá que usan el modelo de Forest School británico compartiesen mejores prácticas y discutiesen las investigaciones y evidencias más recientes, así como poner al día sus habilidades y adquirir otras nuevas.

«Los temas de este año», cuenta Ms Emma Satchel, «han sido la celebración de la diversidad y la inclusión, la importancia de una experiencia física al aire libre y basada en la naturaleza que sirva como apoyo para el aprendizaje y recordar el impacto que tiene el Forest School en el bienestar de los niños.»

El aprendizaje al aire libre de Forest School en BSB comenzó en BSB Sitges en el curso 2017-2018 y, dado el éxito que obtuvo, se estrenó en BSB Castelldefels en el curso 2018-2019. Desde entonces, se ha convertido en parte del plan de aprendizaje de Primaria para todos los cursos, ofreciendo la oportunidad de realizar actividades relacionadas con el currículo, y mejora la salud mental y física mediante la conexión con la naturaleza y la participación en deportes y juegos mientras adquirieren nuevas habilidades y destrezas.

En la conferencia hubo varios talleres interesantes, de entre los cuales nuestras Coordinadoras de Forest School han querido destacar los siguientes:

  • Mejorar la resistencia mental de manera natural: explicó cómo desarrollar la capacidad de adaptación mediante la determinación, la imposición de retos y la agencia propia.
  • Déjate llevar – Cuestionando el mindfulness y defendiendo el juego: este taller explicó que el estado de mindfulness de los niños es diferente al de los adultos, y que los menores de 8 años normalmente se encuentran en un estado de relajación, que “viven en el momento”, mientras juegan y están activos.
  • Forest School en el ámbito internacional: destacó la importancia de desarrollar comunidades prácticas locales e internacionales.
  • La faceta física en el Forest School – Cuerdas: demostraba cómo construir columpios y otras estructuras similares con cuerdas; ¡Algo que ya hemos puesto a prueba con Year 4!
  • Cuentos e imaginación a partir de Early Years: en este taller se defendía una «comunión» con el bosque y desarrollar la seguridad propia, el lenguaje y la imaginación de los alumnos contando cuentos al aire libre usando varios métodos muy emocionantes.
  • Forest School y autismo: donde se exploraron las necesidades sensoriales no solo de los niños con autismo, sino también del resto. Nos ofreció consejos útiles sobre cómo asegurarnos de que las lecciones al aire libre sean totalmente inclusivas, accesibles, seguras y memorables.

Los ponentes principales fueron Tristan Gooley, autor de The Natural Navigator, y Andy Smith, fundador de «A Spectrum of Possibilities», que hizo un discurso muy inspirador sobre los beneficios del Forest School para los niños neurodivergentes.

También hubo talleres STEAM y una demostración de ingeniería en el bosque, usando el proceso de diseño «preguntar, imaginar, planificar, construir, comprobar, mejorar» para la resolución creativa de problemas.

«Fue una experiencia muy valiosa y los ponentes del Foro de Neurodiversidad, Andy Smith y compañía, me parecieron particularmente inspiradores. En general, fue una experiencia genial», cuenta Ms Kerry O’Connor.

 

Sobre el Forest School

«El Forest School es una comunidad basada en la naturaleza, donde profesionales fomentan la exploración y descubrimiento autónomos de los alumnos para crear experiencias valiosas con un impacto positivo duradero. El bienestar es la base de nuestro trabajo y, al reconocer las necesidades sociales, emocionales y físicas de los alumnos, proveemos orientación y asesoramiento para el tiempo que pasemos al aire libre.»

Forest Schools Education (en inglés)

 

Enlaces relacionados:

El Programa “Forest School”, por Richard Skrein